El próximo 17 de octubre empieza la sexta edición del Máster Universitario de Trabajo Social Sanitario

18 Septiembre, 2018 20180918_113353-agathos

Son seis las promociones del MUTSS y año tras año se suman nuevos profesionales al programa para recibir esta formación oficial con un objetivo nuclear: desarrollar competencias clave para ejercer el trabajo social sanitario de acuerdo con las teorías y métodos de la profesión, siempre dentro de las coordenadas del sistema sanitario actual.

Cuando las profesiones con las cuales convive el trabajo social sanitario están en constante desarrollo, innovan sus prácticas, investigan la eficacia y la eficiencia de sus métodos, procuran simplificar sus intervenciones en beneficio del bienestar de las personas atendidas, mejoran sus resultados de gestión, publican sus trabajos, etcétera, el Trabajo Social Sanitario de la mano de sus profesionales, no puede quedar al margen de esta realidad ni de estas nuevas exigencias.

Si hubo un tiempo de retórica, necesario en España, en las Comunidades Autónomas, para asentar un discurso y unos principios inspiradores, para asumir unos valores, de hace años, además de lo anterior, vivimos en el tiempo de la acción, de las evidencias, de los beneficios no solo económicos, sobre todo sociales porque estos redundan en los primeros. Vivimos en tiempos de rendición de cuentas como trabajadores sociales sanitarios y transparencia en el ejercicio, por cierto, uno de los créditos novedosos del MUTSS. El trabajo social sanitario es una profesión que contribuye especialmente a la sostenibilidad del sistema. Ello, claro cuando el ejercicio se apoya en métodos de trabajo social sanitario. Mientras los trabajadores sociales sanitarios se vean «obligados» a actuar de otra cosa, las evidencias de sus beneficios seguirán siendo la asignatura pendiente.

El Máster fue creado porque era una necesidad latente y sentida por los trabajadores sociales que ejercían en el sistema sanitario. Se creó porque uno de los requisitos de la LOPS para reconocer una profesión como sanitaria, era contar con un título oficial en Ciencias de la Salud. Se creó para disponer de unas bases teóricas basadas en el conocimiento universal del trabajo social sanitario, el generado por las pioneras, por aquellos médicos que vieron la influencia de los entornos sociales de los enfermos en la recuperación, vieron la influencia de los estados de ánimo en el afrontar las secuelas de la enfermedad. Sobre estas evidencias, observando, investigando iniciaron el diseño de métodos de intervención basados en el método científico. Los contenidos del MUTSS brindan conocimientos específicos, la mayoría nunca impartidos.

La experiencia de aprendizaje, el feedback de la gran mayoría de los alumnos siempre es el mejor regalo y motor para seguir innovando.

Una de las innovaciones de estos últimos años, además, se centra en desarrollar competencias profesionales para actuar dentro de los entornos digitales y el uso de las tecnologías de la información. ¿Cómo será la nueva presencia del trabajo social sanitario en estos entornos? ¿Por qué en las plataformas de salud digital no se encuentra la figura del trabajador social sanitario?

La preparación de cada curso académico se produce constantemente porque sabemos la velocidad con la que se produce el cambio en las organizaciones sanitarias de hoy. La formación posibilita futuros sólidos porque el desarrollo se asienta en métodos probados y alejados de la pseudociencia o como se escucha cada vez más, ciencia chatarra.

Barcelona, 18 de setiembre de 2018 – Dolors Colom Masfret

Sobre el autor

...

Comentarios

Deja un comentario