Prácticum online del MUTSS-UOC: formación clínica innovadora en Trabajo Social Sanitario

21 Febrero, 2019 revista-agathos-20170214_121214

Las profesiones evolucionan, es un hecho y un requisito. Los medios y soportes empleados por sus profesionales también y si hasta hace unos pocos años la actualización tecnológica y digital era una recomendación, hoy ha pasado a ser una exigencia.

La sociedad occidental está inmersa en una revolución imparable, dónde las tecnologías digitales relacionadas con la salud, las plataformas de atención virtual empiezan a desplazar, en gran parte a lo analógico. Es de prever que el uso de los medios virtuales, online, digitales, para el autocuidado, la comunicación con profesionales, el recibir determinados tratamientos de apoyo psicosocial para resolver problemas y dificultades relacionadas con la enfermedad, etcétera, se vaya incorporando al día a día de enfermos y profesionales. Todo ello conformará, de hecho, ya existe, un nuevo espacio asistencial no presencial con numerosos actores y nuevos influjos requiriéndose nuevas capacidades y habilidades para la intervención virtual.

Lo virtual, lo digital, lo online en la atención sanitaria y social, existe y requiere el uso de otros medios a los habituales marcados por la presencia. La atención virtual exige profesionales preparados para ello. No se va a tratar en este post la parte del ejercicio profesional que pueden acabar asumiendo los robots o incluso la misma persona afectada, por ejemplo, auto-administrándose determinadas escalas siendo la Escala Gijón un clásico. Es oportuno pensar que todo aquello que resulte sistemático y sistematizable acabe en manos de robots y sistemas operativos. Pero una cosa es la información, los datos obtenidos y otra muy distinta su interpretación y contextualización para tratar convenientemente.  

La universidad es, tomando la definición de la RAE una institución de enseñanza superior.  Se añade, destinada a desarrollar competencias profesionales para el ejercicio de las diferentes disciplinas.

La sociedad ha depositado en las universidades la responsabilidad de una formación reglada, ello como garantía de calidad de los contenidos impartidos y aprendidos. La regulación implica revisión y validación de las asignaturas que lejos de responder a conceptos de moda, son el fruto de una ardua planificación disciplinar desarrollada a partir de los fundamentos principios y valores de la profesión, pensando en el presente, pero también en el futuro que exigirá a todas luces nuevas destrezas y competencias. Por ejemplo, una entrevista siempre será una entrevista, pero el cómo se lleve a cabo esta entrevista, el medio por el cual se desarrolle la entrevista, puede variar ostensiblemente. Así pues, los Trabajadores Sociales Sanitarios, ellos y ellas, deberán ser capaces de realizar la entrevista por el medio que sea. Y donde dice entrevista, puede leerse, la gestión del caso, la coordinación con otros profesionales de diferentes organizaciones y programas, la búsqueda de evidencias científicas que alumbren la elaboración del diagnóstico social sanitario, etcétera.  

Desde la primera edición 2013-2015 el Máster Universitario de Trabajo Social Sanitario (MUTSS-UOC) lidera la formación en Trabajo Social Sanitario en España y, precisando, en el mundo. Ello imprime el compromiso social de desarrollar habilidades y competencias en los profesionales que lo cursan para que puedan ejercer dentro del sistema sanitario de acuerdo con el corpus teórico de la disciplina y paralelamente satisfacer las necesidades del mundo digital instalado sine die en nuestras vidas.

El prácticum clínico online del MUTSS-UOC es una formación innovadora y arriesgada pero liderar significa arriesgarse. Lo difícil siempre es escribir la primera página, no corregirla. como señaló Borges cuando en una entrevista Joaquín Soler Serrano le preguntó sobre quién era mejor escritor, Cervantes o Quevedo. El prácticum clínico online del MUTSS-UOC contribuye, además, a reubicar el Trabajo Social Sanitario en el presente, pero sobre todo en el futuro.

El desarrollo de una profesión se alcanza por dos caminos: uno, el reactivo marcado por la pasividad profesional y la reacción cuando los acontecimientos atropellan sin más. Y otro, el proactivo marcado por la capacidad de los profesionales de reconocer, identificar las tendencias y adelantarse a lo que viene, introduciendo los cambios necesarios para seguir prestando el mejor servicio posible.

Hasta ahora, un común denominador de las plataformas de salud digital es la nula presencia del Trabajo Social Sanitario en ellas. Los equipos están compuestos por profesionales de la medicina, de la enfermería, de la psicología, pero no aparece el Trabajo Social Sanitario. ¿Por qué? Seguramente son muchos los por qués pero el que origina el arbolado de razones, es una hipótesis, pero presumiblemente, es la falta de formación acompañada de una idea demasiado rígida sobre la práctica del Trabajo Social Sanitario. Por ello se crea el prácticum clínico en un hospital virtual donde mediante técnicas de role playing, asume casos reales, cada alumno se integra a un equipo sanitario (médico, enfermero y trabajador social sanitario) y desde el primer momento ejerce su rol profesional dentro de una plataforma de salud.

Desde hace años, en el MUTSS- UOC venimos desarrollando fórmulas de prácticum clínico online que permitan al alumnado adquirir competencias u habilidades para el ejercicio dentro del mundo virtual. Año tras año introducimos elementos y variables nuevas para garantizar que el Trabajo Social Sanitario siga siendo una profesión de futuro, sea capaz de superar muchos prejuicios internos, para dar el salto real al siglo XXI.

Barcelona, 21 de febrero de 2019 – Dolors Colom Masfret

Sobre el autor

Comentarios

Deja un comentario