Érase una vez, hace diez años, empezó la primera edición del Postgrado de Trabajo Social Sanitario…

30 agosto, 2019 archivo-agathos-ediciones-_20190815_203538-2

A primeros de setiembre de 2009 en Ciencias de la Salud de la UOC se respiraba cierto nerviosismo. No era para menos. Llevábamos casi un año preparándonos para este primer paso. Aún no sabíamos si grande o pequeño, corto o largo, pero sí que era el primero de un camino planeado. Un paso único, tan único que nadie antes lo había dado; tan único que hubo que explicar a los responsables por qué había que darlo si hasta entonces ninguna universidad con formación de Trabajo Social, se había adentrado en el Trabajo Social Sanitario. La movilización de personas y la inversión económica que suponía la creación del Postgrado necesitaba una buena justificación. Parece una adivinanza, pero no lo es. Si a aquellas alturas, año 2009, ninguna universidad se había comprometido con el reto ¿por qué tenía que hacerlo la UOC?

El nuevo programa de Postgrado de Trabajo Social Sanitario propuesto ¿tenía algún futuro? ¿había en España potenciales alumnos interesados formarse en trabajo social sanitario? ¿serviría pasa que el trabajo social sanitario ganara presencia en sanidad? A priori, afirmé que sí, pero ciertamente era un territorio ignoto. Los argumentos y justificaciones, si bien se apoyaban en el presente y el sentir de un colectivo, debían proyectarse al futuro con el máximo de garantías y compromiso. No era una decisión emocional sino al contrario, muy racional.

El Dr. José Esteban y el Dr. Julio Villalobos, director académico y director de gestión de Ciencias de la Salud, enseguida creyeron y apoyaron el planteamiento que les hice llegar. También aprobaron los contenidos teóricos del nuevo programa y el plan docente. Después Teresa Fonoll y Matías Álvarez, responsables y técnicos de gestión académica y de programa pasaron a formar parte de ese primer equipo motor del Postgrado de Trabajo Social Sanitario.

A mediados de octubre de 2009, hará pronto diez años, empezaba la primera edición del primero y único programa universitario enteramente con contenidos de trabajo social sanitario y con la mayor parte del cuerpo docente integrado por trabajadores sociales sanitarios. La ilusión y la conciencia de lo que suponía aquel primer curso embriagaba tanto a docentes como al  alumnado que formó parte de aquella primera promoción. Se estaba materializando la primera formación universitaria en trabajo social sanitario y la estábamos protagonizando nosotros.

El objetivo era que el programa de Postgrado con los años pudiera transformarse en Máster Universitario porque era uno de los requisitos de la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias, disponer de un título oficial en Ciencias de la Salud, pero ello, sin embargo, dependía de la respuesta del colectivo profesional. La respuesta, incluyendo las dudas que generaba el nuevo programa, fue magnífica.

Diez años después parece que esta formación haya existido siempre, pero nada más lejos de la realidad.

Cuando la memoria empieza a recorrer caminos ya caminados, uno se encuentra con detalles olvidados, se reúne de nuevo con las personas que fueron clave, se topa con momentos difíciles que se lograron superar. Al ver el resultado, hoy diez años después, procede decirse que fue una buena propuesta y que quienes la apoyaron tomaron una buena decisión.

El colectivo profesional llevaba años reivindicando una formación oficial. A priori era un reto difícil, para algunos incluso era un reto imposible en la universidad española. Pero en realidad los hecho han evidenciado que la universidad española no tenía nada que ver con el vacío formativo en trabajo social sanitario, faltaba que coincidieran las personas que podueran llevarlo a cabo. Ello ocurrió a finales de 2008 y se consolido en octubre de 2009.

Han pasado diez años. Lo celebraremos en el VII Encuentro UOC y III Jornada SCETSS el próximo 3 de octubre, con motivo del Día Internacional del Trabajo Social Sanitario, declarado también a iniciativa del MUTSS-UOC y la SCETSS, una iniciativa que cada año gana adeptos.

Diez años después solo puedo agradecer que tantos profesionales, sea como docentes, sea como alumnos hayan confiado y sigan confiando en el programa, ahora ya de Máster Universitario de Trabajo Social Sanitario de Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC. Y también agradecer a la UOC que se arriesgara como lo hizo al poner en marcha este nuevo programa. Las innovación supone arriesgarse, todos los que estábamos entonces nos arriesgamos. Hoy lo celebramos y nos alegramos  de ello.

Barcelona, 30 de agosto de 2019 – Dolors Colom Masfret

Sobre el autor

Comentarios

Deja un comentario